Paloma Chimeno, el tirón de una influencer de 50

Paloma Chimeno es una de las influencer maduras más seguidas en Instagram. A punto de cumplir los 50, revela los secretos de un estilo que arrasa.

Madrileña afincada en León y propietaria de una boutique multimarca en la ciudad castellana, su look combina los básicos con toques de actualidad. Su estilo chic y su máxima de "menos es más" han triunfado entre mujeres urbanas a partir de los 40, que deben arreglarse a diario para salir a trabajar y persiguen la unión de elegancia y comodidad.

Paloma Chimeno luce una figura envidiable y, sin embargo, asegura no sentirse esclava de la moda ni de las dietas. Si te interesa saber cómo lo hace, sigue leyendo.

Agua micelar

La higiene facial es imprescindible en las rutinas de belleza de Paloma. Lo primero que hace, nada más llegar a casa después de cada jornada laboral, es desmaquillarse. “Utilizo agua micelar, que arrastra muy bien la suciedad de la piel y limpia en profundidad sin irritar”. Se trata de un producto que limpia y tonifica sin resecar la piel. Ella usa el de la marca Eau Thermale, de venta en farmacias.

Una vez desmaquillada se aplica un gel limpiador, generalmente de la marca L´Occitane, y se pasa de nuevo el algodón con agua micelar. A continuación, un sérum regenerador de la línea Lift Integral, de los laboratorios Lierac. Su ritual finaliza con el contorno de ojos y la crema de noche, por regla general de Lierac o de L´Occitane.

Los productos cosméticos preferidos de Paloma son los de farmacia o herbolario. “Las grandes marcas, que además son carísimas, no me vuelven loca. Me funcionan muy bien las cremas de farmacia y lo natural. Al levantarme cada mañana me lavo la cara con una esponja y jabón natural, de miel o de chocolate, que compro en herbolarios”.

El agua micelar también forma parte de los cuidados matinales de su rostro. “Después del jabón me aplico el agua micelar, y luego el sérum, el contorno de ojos y la crema hidratante y reafirmante”.

Frutas y verduras 

Respecto a la alimentación, se define como antidietas. “La dieta es el peor enemigo de una mujer”, comenta. No sigue ninguna, aunque no duda en afirmar que cuida mucho su alimentación y es muy disciplinada. Ni en fiestas ni en vacaciones se salta sus rutinas nutricionales.

“Mi desayuno empieza con dos vasos de agua e, inmediatamente, un kiwi o una naranja”. Ambas frutas son muy ricas en vitamina C, cuyo poder antioxidante está demostrado científicamente. “Sigo con un café con leche y dos tostadas de pan integral con queso fresco y un poquito de mermelada de fresa sin azúcar”.

A media mañana, sobre las once y media, hace una breve pausa en su trabajo para tomarse otro café con leche y aplacar el hambre con una barrita energética. “No como bollos ni chucherías, pero siempre suelo llevar barritas en el bolso. Las que más me gustan son las de frutas de la marca Kellogs”.

Su comida más consistente es la que realiza alrededor de las tres de la tarde. Consiste en un buen plato de verduras (menestra, brócoli, judías verdes); de legumbres o de pasta, siempre sin grasa. “No le añado chorizo ni grasa animal a las lentejas, y si preparo pasta tampoco le pongo carne picada, sino verduras o tomate”.

Tampoco limita las cantidades que consume. “De ese plato de verduras, legumbres o pasta tomo lo que me apetezca, sin límites, hasta que me llene. Después, si tengo tiempo y ganas, me preparo un filete de pollo o ternera a la plancha, algunos días; y otros, un huevo duro o una lata de atún”.

Paloma asegura no consumir “jamás” alimentos fritos o rebozados; solo crudos, cocidos o a la plancha. Tampoco toma postre ni café después de comer, sino un té. Sus preferidos son los de caramelo, de chía o de pimienta.

Su cena es muy ligera e incluye vino. “Mientras preparo la cena para mi familia me tomo una copa de vino tinto y pico un poco de pavo. A veces me preparo una tortilla francesa y otras, una ensalada. Después, un té y nada más”. No toma suplementos nutricionales.

Indiba y L.P.G.

El interés de Paloma Chimeno por rejuvenecer el aspecto de su rostro empezó un año antes de cumplir los 50 y no lo hizo con cirugía, sino con tratamientos de radiofrecuencia, que no producen dolor ni otros daños colaterales. Para ello realiza sesiones con dos aparatos, Indiba y L.P.G.

“Son tratamientos regeneradores de la piel, no invasivos, que reducen las arrugas, los surcos y la flacidez; y los combino con mascarillas regeneradoras. Me hago dos o tres sesiones al mes entre los dos aparatos”.

El L.P.G. o lipomasaje supone un paso más allá del Indiba, porque actúa también contra la celulitis y los tejidos adiposos. Ella los define como “tratamientos antiaging efectivos, sin daños ni efectos secundarios”.

Dinámica y positiva

Esta influencer se define como una persona dinámica y positiva. “Mi trabajo en la boutique me encanta y me hace muy feliz. Soy bastante equilibrada, no me vengo abajo ni sufro alteraciones en el estado de ánimo. Mi mente está creando continuamente y siempre tengo nuevos proyectos. Ya he creado mi propia línea de bisutería y ahora estoy enfrascada en una de bolsos”.

No practica meditación, ni yoga ni va al gimnasio. “Mi único ejercicio consiste en andar una hora diaria, unos seis o siete kilómetros, siempre después de comer”.

Aunque no medita, reconoce que se guarda un rato diario para sí misma. “Cada mañana, cuando todos se van a sus respectivas obligaciones, me quedo sola en casa y me tomo diez o quince minutos, antes de abrir la tienda, para relajarme y estar a solas conmigo misma. Podría decirse que es una especie de meditación, sí, pero sin seguir ninguna técnica, ya que soy demasiado activa y no consigo relajarme. Lo que me gusta es estar a solas y pensar, esa es mi mejor terapia. En mi tiempo libre, mis aficiones preferidas son escuchar música y charlar con mis amigas”.

Respecto a sus proyectos futuros, asegura que no se pone metas. “Nunca pensé que iba a llegar tan lejos en Instagram, pero aquí estoy y he venido para quedarme. Empecé hace dos años, tengo casi 40.000 seguidores y colaboro con muchas marcas. La primera me contactó cuando aún no había llegado a los 4.000”, confiesa sin disimular su orgullo. 

Y tú, conocías a @palochimeno? ¿La sigues en Instagram? ¿Qué te parecen su look y sus rutinas antiaging? ¡Esperamos tus comentarios!

Comentarios

MOSTRAR MÁS
  • No hay ningún comentario aún.