Belleza

Rosario Pardo, una estupenda señora de 58

A caballo entre el rodaje de una serie en Sevilla y una gira teatral por España, la veterana actriz Rosario Pardo no descuida sus rutinas de belleza y bienestar. ¡Te invitamos a descubrirlas!

Rosario Pardo lleva una actividad frenética a sus 58 años. En la capital hispalense rueda la serie “Lontano da te” (Lejos de ti), una coproducción en la que participan España, Italia y la República Checa. A dicha actividad suma la gira teatral por los escenarios españoles con la obra “Los días de la nieve”, en la que da vida a Josefina Manresa, la esposa del inmortal poeta Miguel Hernández.

Las rutinas de belleza y cuidados de la popular Nieves en la serie “Cuéntame cómo pasó” empiezan por desmaquillarse.

“Me lavo muy bien la cara y elimino el maquillaje con agua y un jabón especial para ello, que me gusta más que las leches desmaquilladoras. No utilizo tónico porque me reseca la piel, y considero que no lo necesito. Después me pongo un sérum y crema hidratante, de noche y de día. Procuro comprar los productos que sé que sientan bien a mi piel. Ahora sigo un tratamiento de Mary Kay, compuesto de sérum, contorno de ojos y crema hidratante, tanto de día como de noche”.

Después de la ducha recurre siempre a una hidratante corporal. “Tengo una piel más bien seca y noto que la necesita. Suelo comprarlas en farmacias. Ahora uso una de aloe vera, que es muy hidratante y me sienta genial”, precisa.

Dieta equilibrada

El desayuno de la actriz empieza con un café. “Es lo primero que tomo nada más levantarme. Luego, frutas o tostadas de pan integral con tomate y aceite de oliva”.

Cada quince días, más o menos, prepara un puré de frutas y verduras. "Le echo pepino, que no lo repito y me sienta muy bien; piña, naranja, dos limones exprimidos, un vaso de agua y una hoja de aloe. Es un plato muy nutritivo y energético, que además estimula mucho si le añades semillas de chía o de calabaza”, afirma.

Rosario Pardo asegura que no sigue ninguna dieta especial, aunque reconoce que “he puesto unos cuantos kilos, entre la menopausia y dejar de fumar”.

Su comida principal del día consiste en un primer plato de ensalada o verduras cocidas, y un segundo de pescado o carne a la plancha. “Aunque me encantan los fritos, intento prescindir de ellos porque, además de engordar, no sientan muy bien. Para la cena me suelo conformar con unas verduras y un yogur”.

Con este tipo de alimentación está perdiendo peso. En sus propias palabras, “de repente me di cuenta que mi cintura había desaparecido y en su lugar me salió el odioso flotador… Debo cuidar mucho el exceso de peso y noto que está controlado con lo que como en la actualidad”.

Ejercicios y suplementos

Rosario confiesa que no hace gimnasia porque “no me gustan los gimnasios, donde tienes que escuchar música a todo volumen, quieras o no...”.

Su ejercicio habitual consiste en andar, “unos diez kilómetros cada día, a paso ligerito, con un marcador que va contando la distancia recorrida. También me gusta mucho la bicicleta. Pedalear es un ejercicio estupendo”, afirma. “Soy una persona muy activa, nada sedentaria. Y siento la necesidad de cuidarme y de mantener el peso, sobre todo porque no quiero seguir engordando”, puntualiza.

Además de su rutina andariega, la popular actriz recurre a los suplementos nutricionales para cuidarse. “Con la menopausia llegó la osteoporosis… Sufría dolor en las articulaciones, sobre todo en la rodilla izquierda, que me molestaba muchísimo. Me hablaron de un suplemento a base de cartílago de tiburón que iba muy bien. Lo consulté con el médico y me autorizó a tomarlo. La verdad es que me sentó estupendamente; ahora no sufro dolores articulares, y si aparecen, son muy débiles”.

El cartílago de tiburón no es el único suplemento que utiliza Rosario Pardo de modo habitual. “Además de la cápsula de cartílago, tomo una de carbonato de magnesio y otra de silicio complex. Y una ampolla de vitamina B, porque no puedo tomar el sol, ya que soy alérgica y no es aconsejable prescindir de esta vitamina tan necesaria”.

Tanto el carbonato de magnesio como el silicio son minerales con beneficios probados para la salud. El primero de ellos regula la flora intestinal y acaba con los gases; evita la acidez de estómago, ayuda a fijar el calcio en los huesos, elimina el exceso de líquidos en el organismo y, en consecuencia, favorece la pérdida de peso.

El silicio, por su parte, contribuye a reducir los niveles de colesterol malo, regula la tensión arterial, protege de enfermedades cardiovasculares, es indispensable para que el organismo pueda sintetizar el colágeno y la vitamina D, mantiene los músculos y tendones en buen estado y resulta fundamental para una buena asimilación del calcio, el fósforo y el magnesio.

Y tú, lector/a en la barrera de los 50, ¿tomas suplementos nutricionales? ¿Cuáles has probado y qué beneficios te aportan? ¡Esperamos tus comentarios!

Comentarios

MOSTRAR MÁS
  • No hay ningún comentario aún.