La cerveza es buena para la salud y el antienvejecimiento

Bebida con moderación, la cerveza tiene múltiples beneficios para nuestra salud y belleza.

¡Caña aquí!” Así de fácil nos resulta hoy día disfrutar de la cerveza. Una bebida hecha con agua, cebada (u otro cereal) y lúpulo, que se remonta, quizá a unos 9.500 años antes de Cristo.

Al margen de que es la protagonista de chiringuitos y fiestas, la cerveza tiene más de 2.000 componentes que la hacen una bebida casi única para la salud y el antienvejecimiento, siempre que su consumo sea moderado. Sus grandes propiedades antioxidantes previenen o retrasan algunas enfermedades degenerativas.

Según el presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA) los nutrientes de la cerveza la hacen un “alimento saludable”, con bajo contenido en calorías, por lo que consideran un mito lo de la ‘barriga cervecera’.

Para Jesús Román Martínez, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, “al tratarse de una bebida fermentada, forma parte de la cultura mediterránea, siempre teniendo en cuenta que es una bebida de adultos sanos, cuyo consumo debe ser responsable y moderado”.

SUS COMPONENTES NUTRICIONALES

Casi todos los expertos cifran en 2 ó 3 cañas de cerveza para un varón adulto al día y 1 ó 2 para una mujer, la ingesta beneficiosa para la salud. Pero no vale no beberla a diario y guardarse para bebérselas todas juntas, durante el fin de semana.

Las principales sustancias nutritivas que tiene son las vitaminas del grupo B (en especial el ácido fólico), así como un ligero porcentaje de carbohidratos (maltodextrina) y de alcohol. En cuanto a los minerales que contiene son el magnesio y el calcio, en mayor o menor medida según sea el agua con la que se elabora.

Aunque no sean nutritivas, también son importantes para la salud la fibra y los antioxidantes que contiene, especialmente el lúpulo.

CONTRA EL ENVEJECIMIENTO

Beber cerveza con moderación ayuda a proteger al organismo frente a la oxidación y el envejecimiento de las células. Esto previene y/o retrasa la aparición de algunas enfermedades degenerativas.

La cerveza aumenta la potencia y los efectos de la vitamina E, que es un antioxidante importante en el cuerpo, por lo que puede ralentizar el proceso de envejecimiento. Por el contrario, el abuso del alcohol nos hará envejecer más rápido.

El Centro de Investigación de Nutrición Humana sobre el Envejecimiento “Jean Mayer”, halló una asociación positiva entre la cerveza y una mayor densidad ósea.

BENEFICIOS PARA LA SALUD

Quizá el principal beneficio, cuando se consume moderadamente y principalmente la cerveza negra, es que reduce el riesgo cardiovascular y de infarto, a la vez que aumenta la cantidad de colesterol bueno (HDL).

- Según investigaciones de la Universidad Scranton de Pensilvania y de publicaciones de la  revista European Journal of Epidemiology, los polifenoles como antioxidantes naturales, hacen que los bebedores moderados de cerveza tengan un 42% menos de riesgo de sufrir una enfermedad cardiaca.

- Mejora el sistema inmunológico, especialmente de las mujeres.

- Su alto contenido en silicio, proteger de las enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer.

- Inhibe la aparición de ciertos tipos de Cáncer, gracias al xanthohumol, un polifenol presente en el lúpulo, que al ser antioxidante previene la aparición de las células cancerosas, al actuar como una especie de quimio preventiva.

- La Sociedad Española de Diabetes, afirma que el consumo moderado de cerveza previene y controla la diabetes tipo 2.

 - El lúpulo que contiene, dota a la cerveza de propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, que se relacionan con el envejecimiento.

-  Al ser diurética, previene la formación de cálculos en el riñón.

- Según un estudio realizado en España y que publicó la revista PloS One, la cerveza sin alcohol favorece el sueño, ya que el lúpulo puede actuar como un sedante, elevando el neurotransmisor ácido gamma aminobutryic (GABA), que calma el sistema nervioso central y regula la serotonina, importante para regular el sueño y los ritmos circadianos del cuerpo.

-  Su cantidad de fibra evita el estreñimiento.

- Es buena para prevenir cataratas y glaucomas.

-  Al tener un 93% de agua, ayuda a la hidratación del organismo, tan importante para controlar la hipertensión arterial.

- Según una investigación del CSIC y la Universidad de Granada, la cerveza ayuda a  recuperar el metabolismo hormonal e inmunológico de los deportistas, después de hacer ejercicio.

BENEFICIOS PARA LA BELLEZA

Piel, uñas y cabello son los principales beneficiados del consumo moderado de cerveza según el Centro de Información Cerveza y Salud (CICS), ya que tienevitaminas del grupo B (tiamina, riboflavina, niacina, ácido pantoténico, pirodoxina, ácido fólico y biotina), además de sales minerales, aminoácidos y antioxidantes.

Al tener más de un 90% de agua, hidrata la piel cuando está muy seca, le devuelve su vitalidad, favorece la circulación sanguínea y es un buen tratamiento contra el acné, fundamentalmente a través de la levadura.

Además de ayudar a exfoliar y limpiar, con la cerveza podemos conseguir una piel de seda, gracias a su vitamina B.

Quizá por ello, se hacen jabones y productos naturales con cerveza y se han creado Balnearios y Spa que la han puesto como sustituta del agua, en todos sus tratamientos.

La actriz Catherine Zeta Jones utiliza la cerveza para su cabello por la suavidad y el brillo que le aportan su vitamina B y sus proteínas, además de evitar la caída del pelo.

La cerveza también tiene beneficios sociales, según un estudio de la Universidad de Washington, ya que puede desinhibirnos en una primera cita, o “aflojarnos” en una reunión familiar o evento social.

Debemos insistir en que, consumida con moderación, la cerveza tiene muchos beneficios, pero estos no son acumulables, por lo que beberla en exceso no nos va a traer nada bueno, ni siquiera aunque sea el Día Internacional que la celebra.

Comentarios

MOSTRAR MÁS
  • No hay ningún comentario aún.