Cómo vestirse para parecer 10 años más joven

A la hora de vestirte es más importante tener en cuenta tu silueta, que tus años.

Carolina Herrera: "No hay nada que envejezca más a una mujer madura que vestirse de joven"

Con los años se va perdiendo lozanía en el cutis. Van apareciendo arrugas o muestra una pérdida de tono. Es decir, se apaga. Esto hay que tenerlo en cuenta a la hora de elegir los colores de nuestro vestuario, para compensar la pérdida de frescura y su natural color sonrosado.

En la madurez nuestra piel se va haciendo más opaca y más fina por lo que tendremos que darnos luminosidad con nuestros atuendos. Huir, fundamentalmente, de los grises, marrones y negros, que pueden echarnos años encima.

Jennifer Baumgartner, psicóloga especializada en vestuario y autora del libro: "Usted es lo que usted lleva: ¿Qué revela la ropa sobre usted?", afirma que  cuando se está visiblemente incómoda o te sientes ridícula, es mejor no ponérselo, porque todo el mundo lo notará.

Esto, desde luego, puede ocurrirnos si no nos vestimos con las tallas que vamos teniendo a cada edad. Vestir con tallas demasiado ajustadas, además, te puede causar problemas de salud (dificultad circulatoria, reflujo, problemas respiratorios, celulitis, acelerar el envejecimiento...)

Los 50 años, tan temidos a veces, suponen la oportunidad de demostrar que puedes llegar a cualquier edad, luciendo de manera atractiva, fresca y jovial y te contamos cómo:

1. No seas esclava de la Moda, JUEGA y olvídate de la edad cronológica. Es sólo un número.

Seguro que con los años, casi sin darte cuenta, has ido adquiriendo un estilo propio. Habrá cosas que, seguro, no te pondrías ni “muerta” y otras, que has convertido en tu recurso habitual.

Las modas son cambiantes y no siempre las tendencias le quedan bien a todo el mundo, así que si tienes que descartar algo, lo haces y compra lo que te haga sentir cómoda y a gusto contigo misma.  

2, Resalta TUS ATRIBUTOS, disimula tus puntos débiles y diviértete con lo que te gusta ponerte.

Según va cambiando tu cuerpo, es lógico que vayas modificando tu vestuario. Quizá un vestido escotado que hace cinco años te encantaba, ahora no te hace sentir cómoda. Así que cómprate otro que resalte tus piernas, por ejemplo, o cuyo vuelo te haga sentir etérea y maravillosa.

Aunque tengas 50 años, pueden sentarte bien cosas más juveniles, si se adaptan a tu figura. También puedes combinarlas con otras prendas más formales. Los límites te los pone tu cuerpo y tu propio gusto.  

La ropa más sencilla puedes trasformarla cambiando de accesorios y complementos. Pañuelos, anillos, collares, aretes, bolsos... Además te pueden aportar luminosidad a tu imagen.

3. Los COLORES mejorarán el aspecto de tu piel.

Seguro que si observas tu vestidor con detenimiento, compruebas que predominan ciertos colores. Sin duda, es porque con ellos te ves más favorecida o favorecido.

Es importante dar un toque de luz a la vestimenta, pues con la edad, los cambios en el pelo y el tono de tu piel, hacen necesaria la iluminación que le otorgan los colores a la cara.

Un chal colorido le da vida a cualquier vestimenta. Lo mismo ocurre con un pañuelo o foulard, si se opta por algo que aporte un toque de originalidad y luminosidad.

Los colores cálidos, como el rojo, el naranja e incluso el amarillo, que pueden darte un aire más “arriesgado”, te harán lucir más juvenil, transmitiendo una imagen de seguridad a quienes te rodean. Así lo piensa Carmen Antón, bloguera de moda española de más de 50 años, en su blog lavidaserenpidity.com.

Independientemente de que a cada persona le sientan mejor unos colores que otros, según su complexión, altura, peso, peinado o color de piel… Intenta no usar más de tres colores diferentes y ante todo, evita combinar “animal print” con colores metálicos.

4. No te autolimites en la forma de vestir pero recuerda que muchas veces MENOS ES MÁS.

Apuesta por la sencillez, en vez de lo recargado. El atractivo se consigue desde lo más simple. La simplicidad es precisamente lo que defiende la bloguera internacional y más que madura, Lyn Slater, que con sus looks monocromáticos y de diseño japonés experimental, y sus joyas, crea toda una tendencia que cuenta con miles de seguidores, en su blog accidentalicon.com y en Instagram.

Usa accesorios adecuados, como joyas de menor volumen o anillos de colores vivos y pendientes con un diseño innovador y evita los juegos de collar y pendientes, pues te harán parecer mayor.

No compres ropa barata, porque te puede salir cara. Es mejor tener menos que más, y la llamada moda rápida, no dura ni dos lavados. Gasta, por ejemplo, en una chaqueta estructurada, bien cortada, que combine con todo. La ropa para ocasiones especiales está out, de lo que se trata es de simplificar el vestuario y no de apilar ropa.

5. Haz algo diferente y RENUEVA TU VESTUARIO DE VEZ EN CUANDO.

Renovar de vez en cuando tu vestuario no solo te servirá para presentarte más fresca, sino que además puede beneficiar a tu ánimo, pues está demostrado psicológicamente que remodelar nuestro armario permite que nos sintamos renovados por dentro, y esto a su vez, nos rejuvenece por fuera.

Siempre puedes acudir a una asesoría de imagen, como Paz Herrera para que te ayude de forma personalizada y puedas resaltar tus atributos.

El Balance y la proporción son una buena clave. Las camisas sueltas se ven mejor con pantalones estrechos y faldas lápiz. Los pantalones anchos y las faldas con volumen requieren tops más ajustados y cortos.

La imagen es primordial para causar una buena impresión y cualquier edad es buena para sentirse bien consigo misma, mostrando que la juventud se conserva en el estilo, el buen gusto y aprendiendo a vivir la moda, en cada momento.

Como afirma la diseñadora Carolina Herrera: "La moda no es solo belleza, es también la forma de pensar, la forma de moverte". Esta opinión también parece ser compartida por Hailing, una mujer madura de origen español, bloguera y amante de las impresiones extravagantes y looks de color total. Su cuenta de Instagram @mispapelicos tiene ya 44,2k seguidores.

Una manera de estar al día, a la hora de elegir nuestro vestuario, es seguir a blogueras de moda que tengan aproximadamente nuestra edad. No tienes por qué copiarlas, pero seguro que te aportarán algunas ideas que puedes aprovechar.

Más Moda en la madurez, en OFERTAS

Comentarios

MOSTRAR MÁS
  • No hay ningún comentario aún.