¿Cuáles son los países más Felices?

Las políticas dirigidas a los "adultos" podrían mejorar la vida humana, en general. Su búsqueda de una vida saludable y de una longevidad con Bienestar, son ejemplos a seguir.

Según el Informe sobre la Felicidad 2017, y contrariamente a lo que pueda parecer, tanto en los países más ricos, como en los más pobres, las diferencias de felicidad dentro del país no se explican principalmente por la desigualdad de ingresos, sino por las diferencias en salud: mental, física y de relaciones personales.

Resulta curioso que en todos los países, la salud mental (incluyendo trastornos depresivos y ansiedad) siempre es más importante que la salud física.

LA FELICIDAD Y LOS ADULTOS

Según el informe, si se consiguieran realizar políticas dirigidas a los “adultos”(personas entre los 50 y los 65 años), se lograrían hacer muchas cosas para mejorar la vida humana, en general.

Como dos de los indicadores principales son el producto interno bruto per cápita y la esperanza de vida, podemos deducir que la dedicación de las personas maduras a hacer más saludable su vida y a conquistar una longevidad con mayor bienestar, da una buena medida de lo que puede ser, no sólo el presente de un país, sino también –lo que es más importante— el futuro del mismo.

MEDIDORES DE FELICIDAD

La Felicidad se considera una medida para valorar el progreso social y el bienestar, no es sólo un concepto subjetivo. De hecho, se ha demostrado que en Europa, desde las elecciones de 1970, la satisfacción de la vida que en general tenga el pueblo es la mejor forma de predecir si el Gobierno será o no reelegido. 

Los principales pilares que sostienen este aspecto tan vital, según el estudio, son: la renta per cápita, las ayudas sociales, la esperanza de vida, estar alejado de la corrupción, la generosidad, poder contar con alguien e incluso la libertad para tomar decisiones propias.

LOS MÁS FELICES

Noruega encabeza la clasificación global de felicidad para este 2017. El año pasado, en 2016, estaba en 4º puesto, por lo cual ha dado un salto importante. Dinamarca, Islandia y Suiza le siguen muy de cerca. Finlandia está en el quinto lugar, seguido por Holanda, Canadá y Nueva Zelanda. Australia y Suecia empatan en la novena posición.

Estados Unidos cayó del 13.° al 14.° puesto debido al menor apoyo social y la corrupción, pues su discurso se centra solo en el crecimiento económico y su escala de bienestar no ha aumentado desde 1960.

EL CASO DE ESPAÑA     

España está en la posición 34, levantando lentamente tras su caída, junto con los diez países con los mayores recortes sufridos por combinación de tensiones económicas, políticas y sociales asociadas a la crisis económica (Grecia, Italia y España fueron los cuatro países de la zona euro que sufrieron más la experiencia posterior a la crisis económica)

España se sitúa en este puesto 34 de la lista de los 155 países del informe, con una puntuación de 6,40 sobre 10, por lo que ha subido cuatro posiciones respecto al informe de 2016, cuando tuvo 6,36 puntos. España se sitúa en esta lista por delante de Italia, Portugal, Grecia, Rumanía y las naciones bálticas.

LOS MENOS FELICES

Por último, sin sorpresas, África destaca como el continente más infeliz. Sólo dos países africanos han logrado avances significativos en felicidad durante la última década.

Sin embargo, para arrojar algo de esperanza, esto es en términos objetivos. Subjetivamente el optimismo de África puede ser excepcional. Las personas africanas demuestran sobrevivir y hacer que la vida sea soportable incluso en circunstancias totalmente opuestas a perfectas. Esto podría explicarse por varias razones pero, según el informe, sería por la religiosidad y la fe.

 

Comentarios

Mostrar mas
  • No hay ningún comentario aún.