Cómo actuar en caso de ataque cardíaco

Cuando alguien sufre un ataque al corazón es muy importante saber actuar con rapidez. En este artículo te decimos cómo socorrer a alguien que sufre una parada cardíaca antes de que lleguen los servicios de emergencia.

¿Sabes que las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en España y que ocasionan más fallecimientos que el cáncer y hasta 65 veces más que los accidentes de tráfico?

Según un informe del año 2014 del Instituto Nacional de Estadística (INE) las enfermedades isquémicas del corazón (infarto, angina de pecho…) y las cerebrovasculares ocupan el primer y segundo lugar en el número de defunciones en nuestro país.

Si la primera causa de muerte en los hombres, son las enfermedades cardiovasculares, en el caso de las mujeres, la principal causa de defunción son las enfermedades cerebrovasculares.


¿Qué es un ataque al corazón?

Un ataque cardíaco ocurre cuando la sangre que lleva el oxígeno al corazón se bloquea. El miocardio, o parte muscular del corazón, queda privado de oxígeno y comienza a morir debido al estrechamiento de los vasos sanguíneos causado por la acumulación de grasas en sus paredes. Esto significa que la sangre no puede llevar suficiente oxígeno y nutrientes al organismo para que funcione normalmente.


Signos de alerta

Pueden ser distintos entre unas personas u otras, y pueden ser leves o intensos. Ante la menor duda, conviene llamar a los servicios de emergencia del 112 cuanto antes. Señales de un ataque al corazón:

• Dolor, presión, ardor o molestia opresiva en el pecho que dura cinco minutos o más
• Molestia constante que parece indigestión
• Presión incómoda del pecho que irradia a los hombros, los brazos, el cuello, la mandíbula o la espalda
• Sudor frío, mareo, o desmayo
• Dificultad para respirar
• Hormigueo en uno de los brazos
• Ansiedad, debilidad, náuseas, o cansancio inexplicable
• Dificultad para respirar sin que haya una causa obvia
• Conciencia de tener alteraciones de los latidos normales del corazón, con palidez de la piel.

No todos estos signos aparecen en todos los infartos. De hecho existen algunos ataques al corazón que no producen síntomas y que son conocidos como "ataques silenciosos". Además, los síntomas son generalmente más atípicos en las mujeres que en los hombres, las cuales deben ser conscientes de que su dolor a veces es menos severo que en el caso de los hombres y que sus síntomas a veces vienen marcados por dolor de mandíbula y mayor sensación de dolor en el estómago, tipo indigestión con vómitos, etc.


Primeros auxilios

Si crees que alguien puede estar sufriendo un ataque al corazón:

• ¡Actúa rápido! ¡Llama inmediatamente a los servicios de emergencia!
• Pon una aspirina al paciente debajo de la lengua
• Mientras vienen los servicios de emergencia, mantén al paciente tranquilo y sosegado
• Comprueba si respira y tiene pulso
• Afloja la parte de sus prendas que le hagan presión para mejorar su circulación sanguínea
• Pregúntale si toma medicamentos como nitroglicerina por una enfermedad cardíaca y ayúdale a tomarla
• Procura que la persona se siente y trata de mantener la calma
• Realiza las maniobras de reanimación cardiovascular (RCP) si sabes hacerlas.


No debes

• Dejar a la persona sola, excepto para pedir ayuda
• No permitas que la persona lo niegue y te diga que "que ya se le pasará y que no debes llamar a emergencias "
• Llama a emergencias enseguida
• No le des nada a la persona vía oral (excepto que le hayan recetado un medicamento para el corazón)

 

Precauciones

Existen muchos factores de riesgo para sufrir una cardiopatía. Por eso es muy importante llevar una vida saludable y tomar las siguientes precauciones:

1. No fumes. El tabaco aumenta más del doble la posibilidad de sufrir un ataque al corazón.
2.Controla tu presión arterial, el colesterol y la diabetes.
3. Controla su peso. Está demostrado que las personas obesas o con sobrepeso sufren más cardiopatías que las que no lo son.
4. Haz algún tipo de ejercicio como nadar, andar, o correr (siempre consultándoselo a tu médico antes)
5. Realiza una dieta cardiosaludable evitando las grasas "trans" que aumentan considerablemente el riesgo de padecer patologías coronarias y reduce el consumo de carnes rojas y azúcares. Incrementa la ingesta de pollo, verduras, semillas y complementos
6. Limita el alcohol. Aunque es cierto que el consumo moderado de bebidas fermentadas tiene amplios beneficios para el sistema circulatorio, evítalo en la medida de lo posible (si lo tomas hazlo de forma moderada). Opta por una copa de vino o una caña de cerveza.
8. No te pases con la sal: cinco gramos, ni más ni menos. Esa es la ingesta diaria máxima recomendada para que este condimento no suponga un problema para nuestras arterias
7. Realiza mindfullness, yoga o cualquier tipo de actividad que te ayude a reducir el estrés


En resumen, como aseguran Valentín Fuster, cardiólogo e investigador de reconocido prestigio, y Luis Rojas Marcos, eminente psiquiatra, "ante el menor síntoma, escucha los mensajes que te envía tu cuerpo y tu mente si quieres conservar la salud y mejorar en calidad de vida". 

Comentarios

Mostrar mas
  • No hay ningún comentario aún.