La meditación y sus efectos en la madurez

La meditación se emplea desde hace unos de 5.000 años con propósitos mentales, místicos religiosos o de salud.

Durante mucho tiempo se consideraba una práctica reservada a los budistas, a seguidores de filosofías como el zen, o incluso a personas con un cierto toque esnob. Sin embargo, los adeptos han ido creciendo en los países occidentales en los últimos años.

¿Qué hace exactamente la meditación? ¿Cuáles son sus efectos fisiológicos, sus estados psicológicos y las ventajas resultantes en las personas mayores de 50? ¿Y cómo tiene valor esta práctica tan extraña que consiste en "no hacer nada"?

Técnicas de meditación

La meditación tiene tantas técnicas como practicantes. Meditación zen, meditación yoga, trascendental, vipassana, budista, osho. Una vez hallada la técnica, conviene realizarla durante algún tiempo, ya que las prácticas de meditación requieren constancia para manifestar plenamente sus resultados. Como mínimo un año.

Las diferentes técnicas de meditación afectan de diferentes maneras a distintas personas. No importa cuál de ellas utilices, sino que te sirva bien. Con todas ellas, la repetición y la concentración acaban surtiendo sus efectos, al cabo de algún tiempo. Se trata de una disciplina, hay que practicarla.

Efectos cerebrales

El resultado más notable de los estudios acerca de la meditación, parece hallarse en las ondas cerebrales.

En el estado normal, cuando estás despierto las ondas parecen seguir pautas aleatorias y caóticas. Posiblemente cada hemisferio cerebral emite en longitudes de onda distintas, y quizá existan otras diferencias entre la parte frontal y la región posterior.

Todo esto se modifica durante la meditación de modo espectacular. Tan pronto como comienza la sesión, los hombres y mujeres mayores de 50 muestran ondas cerebrales características del estado mental relajado, empezando por la parte posterior del cerebro y propagándose hacia delante. Al cabo de pocos minutos aumenta la amplitud de esas ondas. La parte posterior del cerebro y la anterior se han sincronizado y puesto en reposo, lo mismo que los hemisferios derecho e izquierdo.

Efectos fisiológicos

La absorción de oxígeno disminuye, el ritmo cardiaco se reduce y también baja la tensión sanguínea, funciones todas éstas controladas por el sistema nervioso autónomo, el que preside los procesos involuntarios.

El efecto combinado de estas disminuciones consiste, en un estado como de reposo profundo, incluso más que durante el sueño normal. Ese reposo del cuerpo confiere mayor lucidez a la conciencia despierta.... Mientras el organismo disminuye todas sus actividades, la mente se libera de las limitaciones del organismo y queda libre para expandirse hacia nuevos horizontes.

Se había demostrado que el uso de estas técnicas proporcionaba una extraordinaria concentración y además, se ha probado que la meditación aumenta el cociente intelectual, mejora la memoria e incluso cambia partes del cerebro. También proporciona distintos beneficios a la salud mental y física, especialmente, un mejoramiento de la inteligencia emocional y del sistema inmunitario. Entre los más comunes se encuentran el alivio del estrés y la bajada de la presión sanguínea.

Efectos psicológicos

Aparte de la sensación general de relajación, paz interior y bienestar, se ha manifestado un mejor rendimiento durante los estudios, mayor satisfacción y productividad, disminución del consumo de drogas, tanto de las de receta, tan habituales entre la población adulta mayor de 50 años de edad, como en las de búsqueda de sensaciones y reacciones más rápidas.

Los estudios neuronales demuestran un incremento de actividad en el lóbulo frontal izquierdo, que es la residencia de las emociones positivas y una reducción del funcionamiento de la región derecha, y se tarda menos tiempo en eliminar las emociones negativas y la tensión que provoca. Este desequilibrio entre los hemisferios conlleva también una reducción del miedo y la cólera.

Provoca una mejor coordinación entre los dos hemisferios y el mejoramiento de las facultades cognitivas y de la percepción.

Beneficios

La meditación tiene además efectos muy beneficiosos en tu salud, en tu mente: calma, ayuda a concentrarte, alivia dolores, reduce la presión arterial, crea un estado de ánimo positivo, nos ayuda a conocernos mejor a nosotros mismos.

Con sólo varios minutos es capaz de:

  • 3 minutos. Incrementar la circulación sanguínea. Ésta distribuye la secreción de endorfinas a través del cuerpo.
  • 7 minutos. La frecuencia de las ondas del cerebro empieza a cambiar de ondas aleatorias y caóticas a ondas más relajantes y continuan cambiando a una relajación más profunda. Al mismo tiempo, el campo electromagnético del cuerpo se incrementa y refuerza.
  • 11 minutos. La parte simpática y parasimpática del cerebro empieza a balancearse y a producir energía.
  • 22 minutos. Los pensamientos que producen ansiedad en el subconsciente empiezan a limpiarse.
  • 31 minutos. Se lleva a cabo el balance total del sistema endocrino. Este efecto durará todo el día. Esto es reflejado en cambios de modo de comportamiento.