Desmonta los mitos de la menopausia y vívela con plenitud

Al llegar a los 50, la mayoría de las mujeres temen a la menopausia y sufren sus síntomas como una mala pesadilla. Este artículo te ayuda a desmontar los falsos mitos del climaterio.

Al llegar a los 50, la mayoría de las mujeres temen a la menopausia y sufren sus síntomas como una mala pesadilla. Este artículo te ayuda a desmontar los falsos mitos del climaterio.

El término menopausia está lleno de connotaciones negativas, lo que provoca que las mujeres sufran en silencio su aparición. Son muy pocas las que se atreven a hablar de sus temores en público por el miedo a que les cuelguen la etiqueta de menopaúsica.

Mujeres de 50: podéis ser mucho más felices si asumís el climaterio como una nueva etapa de la vida y no como un trauma. Para ello es imprescindible que desmontéis los mitos asociados a la menopausia. Los más comunes son los siguientes:

La vida sexual empeora: Es cierto que la bajada de los niveles de estrógenos puede provocar sequedad vaginal y disminución o ausencia de líbido y, en consecuencia, problemas de pareja. Sin embargo, en la actualidad existen remedios muy fáciles y altamente eficaces para solventar estos inconvenientes.

El lubricante debe ser tu compañero inseparable al llegar a los 50. Con su ayuda evitarás la sequedad vaginal y, en consecuencia, evitarás que la penetraciòn te produzca dolor. También la falta de apetito sexual se puede solucionar con el uso de estrógenos, que la mayoría de los ginecólogos recetan y recomiendan.

El doctor Santiago Palacios, creador de la primera unidad de Menopausia en la Fundación Jiménez Díaz, sostiene que la terapia con estrógenos tiene muchos más beneficios que desventajas. Ahora existen medicamentos con dosis mucho más bajas y altamente eficaces.

Contrariamente a lo que se dice, la vida sexual de las mujeres de 50 años puede ser igual de placentera y plena que a los 30, con la ventaja de que desaparece el temor al embarazo. Así que ya lo sabes: lubricante, estrógenos y... ¡a disfrutar!

Se aumenta de peso. Con la llegada de la menopausia se ganan unos cinco kilos de media, pero eso tampoco debe ser un problema. Si haces ejercicio de modo regular, en el gimnasio o en tu propia casa, evitarás ese inconveniente y ganarás en salud y en felicidad.

El ejercicio tiene muchas ventajas pero pierde su eficacia si después de la sesión te pones a comer sin control. Tampoco es necesario pasar hambre ni fustigarse con comidas insípidas. Simplemente, sigue la dieta mediterránea, rica en pescado, verduras y frutas. Tu madurez será mucho más plena y satisfactoria. Otro mito desmontado.

Llegan el malhumor y el insomnio

Los sofocos y los sudores del climaterio se producen con mayor intensidad durante la noche, lo que obliga a muchas mujeres a medicarse con ansiolíticos para conciliar el sueño. Sin embargo, la mayoría de los ginecólogos coinciden en afirmar que la terapia con estrógenos es mucho mejor y más eficaz para dormir de un tirón.

Respecto al mal humor, no todas las mujeres lo sufren. Depende de cómo afecten los cambios hormonales. En muchas ocasiones ni siquiera se debe a dichos cambios, sino a la falta de sueño o a los problemas relacionados con la sexualidad. Por tanto, si te sientes malhumorada, empieza por solucionar estos y se esfumará esa tristeza que sientes.

Los sofocos. No son inevitables y tampoco los sufren todas las mujeres.La artista Lolita Flores, una de las protagonistas de la obra teatral "Sofocos" asegura que ella nunca tuvo sofocos. Pero si tú los tienes, no te preocupes. Habla con tu ginecólogo para que te recete estrógenos o recurre a remedios naturales.

Está demostrado que la soja es altamente eficaz para combatir los sofocos que acompañan al climaterio. Puedes consumirla en forma de brotes en las ensaladas y acostumbrarte a tomar leche de soja. En caso de que no te guste, recurre a las pastillas de isoflavona de soja, que puedes encontrar tanto en la farmacia como en el herbolario.

Llega la vejez.Falso. En ningún caso la menopausia es sinónimo de vejez. Se trata, simplemente, del fin de la función ovárica. Que hayas finalizado la etapa de procrear no significa que seas vieja.

Te aconsejamos que celebres la llegada de los 50 como el comienzo de un nuevo enfoque de la vida. Así es y como tal debes tomártelo y para ello te proponemos que  participes en nuestros planes.

Comentarios

Mostrar mas
  • No hay comentarios aún.